¿Cómo jugar?

Jugando. Una respuesta tan sencilla pero que a veces la complicamos demasiado. La Librería Cuchufleta, además de libros, cuenta con una selección de juguetes para niños de 0 meses hasta 10 años, pero aunque nosotros estemos satisfechos de que los niños les gusten y les parezcan divertidos, también tenemos algo muy claro: el juguete que menos podamos imaginar se puede convertir en el favorito de nuestros pequeños si jugamos con ellos, compartimos su ilusión y volamos con ellos hasta donde su imaginación o la suya puedan llegar. Cuantas veces compramos el juguete más grande o más caro y los niños acaban jugando con la caja a que es una nave espacial o el más increíble de los castillos.

Por eso decimos que a veces nos complicamos demasiado. Ell@s muchas veces lo que quieren es que les hagamos caso, que compartamos con ellos de juego, de risa, de diversión, y de verdad que por bueno y por bien hecho que esté no hay juguete ni juego que les guste tanto como que juguemos con ellos.

Es cierto que hay también que darles su espacio, pero a veces les damos tanto espacio que se sienten sólos, de verdad, jueguen, jugad, juguemos con nuestros niños.

Me gusta una cita del sabio Rabrindranaz Tagore que dice así: "¡Qué feliz eres, chiquillo, tirado ahí en el polvo, jugando hora tras hora con ese palito!.No puedo menos que reírme viéndote jugar y jugar toda la mañana con ese pedacillo de palo. Yo sumo y sumo, hora tras hora también, preocupado con mis cuentas. Y quizá tú, mirándome, piensas: ¡Vaya un juego tonto!!Qué ganas de perder la mañana!".

*Dicho esto, es necesario que los niños tengan juguetes para estimular su imaginación y para un pleno desarrollo. Algunos consejos generales a la hora de elegir un buen juguete serían:

  • 1. Los gustos y preferencias del niñ@. El juguete debe ser un regalo, no una imposición.
  • 2. Las características específicas que se deseen potenciar en la personalidad de cada niñ@ y aquellas tendencias que se quieren complementar.
  • 3. Su adecuación a la edad del niñ@ para facilitar un correcto uso. Hay que tener en cuenta la capacidad del niñ@, es decir, su madurez intelectual, fuerza física o su habilidad manual.
  • 4. El juguete debe ser seguro. La marca CE, que debe figurar en todos los envases de juguetes, otorga conformidad con los requisitos de la normativa de seguridad vigente. De todas formas, no hay que olvidar la importancia de la supervisión adulta durante el juego para evitar posibles riesgos.
  • 5. Las características del entorno en el que se desarrolla el niñ@: espacio, tiempo disponible, compañeros de juego.

Y, sobre todo, tener en cuenta que el mejor juguete no es el más caro sino el que mejor se adapta a las características personales de cada niñ@, para ello es imprescindible que los padres dediquen el mayor tiempo posible a observar y jugar con sus hij@s.

*Por último algunas sugerencias a la hora de comprar los juguetes a los más pequeños y pequeñas de la casa: Durante los primeros meses, los adultos son los mejores juguetes del niño y la niña y sobre todo la madre. Es un periodo donde necesitan mucho contacto físico y afectivo con las personas que lo rodean. Durante este periodo serán adecuados todos aquellos juguetes que estimulen sus sentidos y sus movimientos, es decir, sonajeros, tentetiesos, pelotas, muñecos blandos, juguetes para el baño, móviles, etc, es decir juguetes para coger y soltar, morder, agitar, empujar, etc. A partir del primer año debemos proporcionarle juguetes que les estimulen a caminar, como andadores, corre pasillos, arrastres, pelotas, etc, juguetes que estimulen su destreza manual como juegos para apilar, para llenar, y vaciar, juegos para la arena, etc.

Los juegos de imitación aparecen aproximadamente a la edad de dos años. Son aquellos en el que se imita a los adultos, se hace de papá, de mamá, de médico, juega con coches, a tiendas, etc. En estos juegos los niños y las niñas, imitando a los adultos, interiorizan los valores de su familia y los de la sociedad a la que pertenecen, expresan sus sentimientos y exteriorizan conflictos. Es aproximadamente hacia los 4 años cuando este tipo de juego cobra mayor atractivo, sobre todo porque ya son capaces de jugar con otros niños y niñas, y organizar sus juegos. También les gusta a estas edades los juegos de movimiento con balones, bicicletas, columpios, etc.

Para los juegos de construcción no se puede definir una edad especifica ya que se dará durante todo el desarrollo infantil. Existen puzzles, construcciones etc para todas las edades estos juegos estimulan en el niño la creatividad, la organización espacial, la habilidad manual, etc.

Los juego en los que existen una serie de reglas o normas que los jugadores deben conocer y respetar, son considerados habitualmente como juegos de mesa y resultan atractivos a partir de los 4 o 5 años: primero son aconsejables los juegos de habilidad sencillos, juegos donde se ejercita una habilidad manual (como puede ser el atrapar bolitas) pero aceptando reglas sencillas. En edades superiores a partir de los 6 años ya son capaces de aceptar reglas más complejas de juego y por tanto todo tipo de juegos de mesa. Así, dependiendo del desarrollo individual de cada persona, se pueden ir encontrando en el mercado juegos más complicados hasta llegar a los de estrategia compleja como el ajedrez.

* Esta información ha sido sacada de la Guía de Juegos y Juguetes que realiza anualmente el Instituto Tecnológico del Juguete.